viernes, 18 de agosto de 2017

Todo un regalo, encontrarnos con Él


Hoy, como todos los viernes, de 19.00 h. a 20.00h tendremos Adoración al Santísimo Sacramento del Altar.  Encuéntrate con ÉL, acompáñalo, ven, cuéntale tus inquietudes y alegrías.

"Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré" (Mt 11, 28)

jueves, 17 de agosto de 2017

Curso de Monitor de Tiempo Libre - Escuela Diocesana Virgen de Nazaret

La Escuela Diocesana Virgen de Nazaret abre el plazo de matriculación del curso de Monitor de Tiempo para obtener el título de Monitor de Ocio y Tiempo Libre (especialidad Aire Libre) expedido por el Instituto Andaluz de la Juventud (Junta de Andalucía).

Con el curso de monitor de ocio y tiempo libre puedes como monitor en cualquier actividad con la infancia y la juventud cumpliendo todos los requisitos legales para hacerlo. También podrás ejercer como monitor profesionalmente en cualquier campo de la animación sociocultural.
Para conseguirlo es necesario realizar una formación de 295 horas, de las cuales son 195 teóricas y 100 horas prácticas, que se realizan una vez terminada la fase teórico-presencial.

Para finalizar hay que realizar una Memoria y un Proyecto final de curso.
Para el inicio del curso será necesario la participación de un mínimo de 15 alumnos.




miércoles, 16 de agosto de 2017

XXVIII Semana de teología "la alegría del amor cristiano"

Toma nota de la fecha de celebración de la Semana de Teología  para no faltar a la cita ya que es un momento importante de formación de nuestra Diócesis dirigida a todos en horario de tarde de 20.00hs a 21.30hs y en horario de mañana para sacerdotes, diáconos, seminaristas, religiosas y religiosos. 


martes, 15 de agosto de 2017

Partículas de formación... Akathistos

Celebramos hoy la Solemnidad de la Asunción de la Virgen María a los cielos en cuerpo y alma, dogma proclamado por el Papa Pío XII el 1 de noviembre de 1950. Este misterio nos muestra no sólo lo que la Virgen María ha experimentado ya dada su imposibilidad de pecar por parte de Dios, sino además nos muestra cuál es nuestro destino.
Esta Solemnidad es muy importante también para las Hermanas de Belén, del Monasterio de la Cartuja, ya que su fundación viene de la proclamación de dicho dogma, y por querer vivir en la tierra la vida del cielo. Por ello, la noche anterior celebran una Vigilia preciosa en torno a la Santísima Virgen. Canta el Akathistos, un canto antiquísimo a la Virgen María. Como ya conocéis este dogma, quiero centrarme en este precioso himno.
El Akáthistos (a veces pasa al español como "acátisto") es un gran himno de la liturgia oriental griega que medita sobre el misterio de la Maternidad Divina.
Etimología: (a =negativo, y kathistomai=sentarse). Akáthistos quiere decir "no sentado". Se le llama así porque, a diferencia de otros himnos en la liturgia bizantina, se canta y escucha de pie como el Evangelio en señal de especial reverencia.  La Iglesia oriental lo considera como expresión de su doctrina y piedad hacia la Madre de Dios.
En el rito bizantino ocupa un lugar privilegiado y goza de su propia fiesta: el quinto sábado de cuaresma, llamado precisamente por eso sábado de Akáthistos. 
Es un himno de acción de gracias. La ciudad de Constantinopla, consagrada a María, cuando se veía asediada por los bárbaros recurría a su protección; y le daba gracias con vigilias y cánticos en su honor. Según el relato del Sinaxario, el Akáthistos habría tomado su nombre de las celebraciones nocturnas de agradecimiento a María: "Celebramos esta fiesta en recuerdo de las prodigiosas intervenciones de la Inmaculada Madre de Dios”.
El Akáthistos es común a los hermanos ortodoxos y a los católicos de rito bizantino. Es también muy estimado en el occidente aun por algunos no católicos que reconocen su antigüedad; la forma de alabanza que redunda en gloria del Señor; su sustrato cristológico-eclesial; su  doctrina que se deriva del misterio mismo de la encarnación, del primer artículo de fe cristológica que profesa todas las Iglesias.


Salve, por ti resplandece la dicha;
Salve, por ti se eclipsa la pena.
Salve, levantas a Adán, el caído;
Salve, rescatas el llanto de Eva.

Salve, oh cima encumbrada a la mente del hombre;
Salve, abismo insondable a los ojos del ángel.
Salve, tú eres de veras el trono del Rey;
Salve, tú llevas en ti al que todo sostiene.

Salve, lucero que el Sol nos anuncia;
Salve, regazo del Dios que se encarna.
Salve, por ti la creación se renueva;
Salve, por ti el Creador nace niño.

Salve, ¡Virgen y Esposa!
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, tú guía al eterno consejo;
Salve, tú prenda de arcano misterio.
Salve, milagro primero de Cristo;
Salve, compendio de todos los dogmas.

Salve, celeste escalera que Dios ha bajado;
Salve, oh puente que llevas los hombres al cielo.
Salve, de angélicos coros solemne portento;
Salve, de turba infernal lastimero flagelo.

Salve, inefable, la Luz alumbraste;
Salve, a ninguno dijiste el secreto.
Salve, del docto rebasas la ciencia;
Salve, del fiel iluminas la mente.

Salve, ¡Virgen y Esposa!
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, oh tallo del verde Retoño;
Salve, oh rama del Fruto incorrupto.
Salve, al pío Arador tú cultivas;
Salve, tú plantas quien planta la vida.

Salve, oh campo fecundo - de gracias copiosas;
Salve, oh mesa repleta - de dones divinos.
Salve, un Prado germinas - de toda delicia;
Salve, al alma preparas - Asilo seguro.

Salve, incienso de grata plegaria;
Salve, ofrenda que el mundo concilia.
Salve, clemencia de Dios para el hombre;
Salve, del hombre con Dios confianza.
Salve, ¡Virgen y Esposa!


Salve, Nutriz del Pastor y Cordero;
Salve, aprisco de fieles rebaños.
Salve, barrera a las fieras hostiles;
Salve, ingreso que da al Paraíso.

Salve, por ti con la tierra - exultan los cielos;
Salve, por ti con los cielos - se alegra la tierra.
Salve, de Apóstoles boca - que nunca enmudece;
Salve, de Mártires fuerza - que nadie somete.

Salve, de fe inconcuso cimiento;
Salve, fulgente estandarte de gracia.
Salve, por ti es despojado el averno;
Salve, por ti revestimos la gloria.
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, oh Madre del Sol sin ocaso;
Salve, aurora del místico Día.
Salve, tú apagas hogueras de errores;
Salve, Dios Trino al creyente revelas.

Salve, derribas del trono - al tirano enemigo;
Salve, nos muestras a Cristo - el Señor y el Amigo.
Salve, nos has liberado - de bárbaros ritos;
Salve, nos has redimido - de acciones de barro.

Salve, destruyes el culto del fuego;
Salve, extingues las llamas del vicio.
Salve, camino a la santa templanza;
Salve, alegría de todas las gentes.
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, levantas al género humano;
Salve, humillas a todo el infierno.
Salve, conculcas engaños y errores;
Salve, impugnas del ídolo el fraude.

Salve, oh mar que sumerge - al cruel enemigo;
Salve, oh roca que das de beber - a sedientos de Vida.
Salve, columna de fuego - que guía en tinieblas;
Salve, amplísima nube - que cubres el mundo.

Salve, nos diste el Maná verdadero;
Salve, nos sirves Manjar de delicias.
Salve, oh tierra por Dios prometida;
Salve, en ti fluyen la miel y la leche.
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, azucena de intacta belleza;
Salve, corona de noble firmeza.
Salve, la suerte futura revelas;
Salve, la angélica vida desvelas.

Salve, frutal exquisito - que nutre a los fieles;
Salve, ramaje frondoso - que a todos cobija.
Salve, llevaste en el seno - quien guía al errante;
Salve, al mundo entregaste - quien libra al esclavo.

Salve, plegaria ante el Juez verdadero;
Salve, perdón del que tuerce el sendero.
Salve, atavío que cubre al desnudo;
Salve, del hombre supremo deseo.
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, mansión que contiene el Inmenso;
Salve, dintel del augusto Misterio.
Salve, de incrédulo equívoco anuncio;
Salve, del fiel inequívoco orgullo.

Salve, carroza del Santo - que portan querubes;
Salve, sitial del que adoran - sin fin serafines.
Salve, tú sólo has unido - dos cosas opuestas:
Salve, tú sola a la vez - eres Virgen y Madre.

Salve, por ti fue borrada la culpa;
Salve, por ti Dios abrió el Paraíso.
Salve, tú llave del Reino de Cristo;
Salve, esperanza de bienes eternos.
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, sagrario de arcana Sapiencia;
Salve, despensa de la Providencia.
Salve, por ti se confunden los sabios;
Salve, por ti el orador enmudece.

Salve, por ti se aturden - sutiles doctores;
Salve, por ti desfallecen - autores de mitos;
Salve, disuelves enredos - de agudos sofistas;
Salve, rellenas las redes - de los Pescadores.

Salve, levantas de honda ignorancia;
Salve, nos llenas de ciencia superna.
Salve, navío del que ama salvarse;
Salve, oh puerto en el mar de la vida.
Salve, ¡Virgen y Esposa!


Salve, columna de sacra pureza;
Salve, umbral de la vida perfecta.
Salve, tú inicias la nueva progenie;
Salve, dispensas bondades divinas.

Salve, de nuevo engendraste - al nacido en deshonra;
Salve, talento infundiste - al hombre insensato.
Salve, anulaste a Satán - seductor de las almas;
Salve, nos diste al Señor - sembrador de los castos.

Salve, regazo de nupcias divinas;
Salve, unión de los fieles con Cristo.
Salve, de vírgenes Madre y Maestra;
Salve, al Esposo conduces las almas.
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, oh rayo del Sol verdadero;
Salve, destello de Luz sin ocaso.
Salve, fulgor que iluminas las mentes;
Salve, cual trueno enemigos aterras.

Salve, surgieron de ti - luminosos misterios;
Salve, brotaron en ti - caudalosos arroyos.
Salve, figura eres tú - de salubre piscina;
Salve, tú limpias las manchas - de nuestros pecados.

Salve, oh fuente que lavas las almas;
Salve, oh copa que vierte alegría.
Salve, fragancia de ungüento de Cristo;
Salve, oh Vida del sacro Banquete.
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, oh tienda del Verbo divino;
Salve, más grande que el gran Santuario.
Salve, oh Arca que Espíritu dora;
Salve, tesoro inexhausto de vida.


Salve, diadema preciosa - de reyes devotos;
Salve, orgullo glorioso - de sacros ministros.
Salve, firmísimo alcázar - de toda la Iglesia;
Salve, muralla invencible - de todo el Imperio.

Salve, por ti enarbolamos trofeos;
Salve, por ti sucumbió el adversario.
Salve, remedio eficaz de mi carne;
Salve, inmortal salvación de mi alma.
Salve, ¡Virgen y Esposa!



sábado, 12 de agosto de 2017

Comentario Evangelio Domingo 13 agosto 2017 - 19º Tiempo Ordinario -Ciclo A - Mt 14, 22 -23

Aquí vemos a este Pedro veraniego que confía plenamente en Jesús con sus esquís acuáticos. Es la fe la que nos posibilita seguir a Jesús en las más variadas circunstancias. Ojalá tengamos ese impulso que Patxi dibuja esta semana en la persona de Pedro.
Nos puede ocurrir que nuestra fe decaiga, desfallezca o que nos entre temor. Tengamos la humildad entonces de decir como Pedro: “Señor, sálvame”. Jesús extenderá la mano y nos agarrará.
¿Cuántas veces hemos notado esa mano de Jesús en nuestra vida?
Hay algo que nunca falla: con la fe no te hundes.
Fernando Cordero, sscc.

Las vacaciones, con su ritmo nuevo, son para profundizar en lo espiritual: Papa Francisco

Este pasado domingo, antes del rezo del Ángelus, el Papa Francisco nos animó a redescubrir el silencio pacificante y regenerante de la meditación del Evangelio, que conduce hacia una meta rica de belleza, de esplendor y de alegría.

En vacaciones se puede redescubrir la importancia del descanso y del desprendimiento de las ocupaciones cotidianas, para volver a templar las fuerzas del cuerpo y del espíritu, profundizando el camino espiritual.

A María, a la que vemos como a la “Virgen de la Escucha” – concluyó diciendo Francisco – siempre dispuesta a acoger y custodiar en su corazón cada palabra de su Hijo Divino, le encomendamos las vacaciones de todos, para que sean serenas y proficuas y, sobre todo, encomendamos el verano de cuantos no pueden irse de vacaciones porque se sienten impedidos a causa de su edad avanzada o por falta de salud o de trabajo y restricciones económicas o por otros problemas, a fin de que sea, de todos modos, un tiempo de distensión, regocijado por la presencia de amigos y momentos dichosos.