lunes, 19 de febrero de 2018

Vía-Crucis de las Hermandades, hoy 19 de febrero

Monseñor Mazuelos presidirá el Vía-Crucis de las Hermandades que, el 19 de febrero, se celebrará en torno a la imagen de Cristo Rey


El Consejo Local de Hermandades y Cofradías y la Hermandad de la Borriquita ultiman la celebración piadosa cuaresmal que reunirá a los fieles a las 20 horas en la Catedral y también en las calles acompañando a la imagen en su traslado.

La Santa Iglesia Catedral del Salvador recibirá este lunes día 19 de febrero la imagen de Cristo Rey en su Entrada Triunfal en Jerusalén que, trasladada desde su capilla del Colegio La Salle-San José, reunirá este año en torno a sí a los fieles en el Vía-Crucis de las Hermandades. Monseñor José Mazuelos Pérez, obispo de Asidonia-Jerez, presidirá el acto piadoso que cada Cuaresma organiza en la ciudad el Consejo Local de Hermandades y Cofradías.

Un libreto preparado para su distribución recoge las meditaciones de cada estación y que han sido escritas tomando como modelo el rezo de San Juan Pablo II con quince estaciones orientadas a la realiza de Cristo. El texto, obra del cofrade Juan Antonio Vidal, puede ser también descargado en dispositivos móviles mediante un código QR. La lectura estará acompañada por la Capilla Musical Catedralicia, dirigida por Ángel Hortas y con el tenor Arturo Garralón, con obras de Bach, Mendelssohn o Rossini.


La imagen saldrá desde su templo a las 17:30 horas y recorrerá Padre Rego, Compañía, Francos, San Juan, Orbaneja, Sta. María de Gracia, Ponce de León, Sta. Ángela de la Cruz, Juana de Dios Lacoste, Carmen, Sedería, Chapinería, José Luis Díez, Sta. Isabel, Visitación, Reducto y llegada a la Catedral para iniciar el Vía-Crucis a las 20 horas. El regreso, terminado el acto, será por Encarnación, Reducto, Arroyo, Barranco, Curtidores, Peones, Carpintería Baja, Carmen, Sedería, Sto. Ángel y San Marcos.



http://noticiasasidonia.blogspot.com.es/



domingo, 18 de febrero de 2018

DIME CON QUIÉN ANDAS… 18 febrero – 1er CUARESMA



¡Cuántas veces nos ha salido del alma pronunciar este refrán o alguna de sus múltiples variantes…! Dime cómo vistes… dime lo que gastas… dime como sueñas… y te diré… QUIEN ERES. ¿Cuántas veces te lo han recordado reprochando algunas de tus compañías? Y es que -dicen también- que todo se pega menos la hermosura…
Parece que analizar las compañías que frecuentamos puede sernos de ayuda en la definición de lo que somos, de nuestra propia identidad, y algo de verdad hay en ello. Sabemos que las compañías de Jesús fueron de todo tipo…
En el Evangelio de hoy, por una parte, es el Espíritu quien le rodea y le empuja al desierto (que no parece el mejor sitio para pasarlo bien, precisamente). Por otra parte, ahí entra en escena Satán, el embaucador, el adversario, el que divide, el que lleva por el camino del mal… ¡es lo más alejado de lo que conocemos de Jesús! Él, el camino, Él la Verdad, la Vida, el Amor… ¡mira que andar con estas compañías…! Y esto es solo el comienzo de lo que seguirá siendo una práctica habitual en él.
En el desierto se dejará tentar por Satán… como un humano más. Antes de empezar su misión Jesús quiere ir despacio, como dice otro refrán (vísteme despacio que tengo prisa) y apuntalar bien lo que va a ser y hacer. El desierto es un crisol donde se purifican intenciones y maneras, estilo de vida y decisiones. Con esta mala compañía, la del “enemigo de natura humana”, mejor no hacer componendas porque conoce tus puntos flacos… hay que hacerle frente apoyados en la Palabra, en la experiencia, en los buenos consejos de gente sabia… y siempre estar dispuestos a la conversión, a dar la vuelta por los caminos donde esta mala compañía nos llevó y que no llevan a ninguna parte. Mejor en esta Cuaresma ponerse morado de buenas compañías, buena gente que nos ayude a ser la mejor versión de nosotros mismos. Y sin duda el más experimentado, el propio Jesús. “Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado. Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos.” (Heb 4, 15-16)
equipo Acompasando


sábado, 17 de febrero de 2018

El Reino nos "tienta"


El Reino de Dios ha llegado a su destino, a todos los hombres y mujeres de la tierra. La Cuaresma nos invita a entrar en la dinámica del Reino, que es que precisamente reine el Corazón de Dios, que se deja afectar por sus hijos, especialmente los más débiles y desamparados.
La Cuaresma, gran tiempo de oportunidades, en lo secreto y oculto de lo cotidiano, en una sociedad alérgica a cambios de calada, que son los del corazón.
La Cuaresma, tiempo para que Cristo reine y dejemos a un lado lo que tienta y es perecedero, superfluo y superficial.
El Reino de Dios sigue adelante. Entra en los latidos de su Corazón.

Dibu: Patxi Velasco FANO
Texto: Fernando Cordero ss.cc.


Tropezar no es malo...



reflejosdeluz.es