lunes, 21 de mayo de 2018

LA PUERTA DE ESTA CASA



La puerta de esta casa no entiende de candados,
llaves, pestillos, alarmas de seguridad,
miedos ancestrales o porteros actuales...

Esta puerta no entiende de portazos,
de esperas interminables,
de colas compradas,
de voces enlatadas
para que vuelva usted mañana.

La puerta de esta casa no entiende de fronteras,
ni de papeles que discriminan,
ni de órdenes judiciales que hollan su acogida,
ni de permisos de salida y ausencia,
ni de llenos que niegan más cabida.

Esta puerta entiende de colores, brisas y perfumes:
de rostros anhelantes que suplican y no piden,
de manos que sangran y se ensucian
arrancando a la niebla la oportunidad de vivir,
de ojos que miran y ven más allá de los disfraces,
de risas que hieren todas las oscuridades.

Esta puerta entiende de la urdimbre de los sueños,
de tapices siempre misericordiosos,
de serenos atentos y acogedores,
de riesgos compartidos,
de días trabajados y noches disfrutadas,
de promesas sembradas,
de cafés que se quedan fríos en diálogos cálidos,
y de bienvenidas a todas las horas.

La puerta de esta casa es puerta abierta:
acoge a quien se acerca,
venga como venga
y sea la hora que sea;
favorece las entradas y salidas,
no retiene a nadie
y protege a quien se queda.

No podría ser de otra forma,
pues la puerta de esta casa
está diseñada y creada por el Espíritu
en sus muchas noches de vela.
Lleva grabados sus surcos
Y funciona con su santo y seña.

¡Yo soy la puerta!,
grítalo por caminos y veredas,
en las plazas y en los corazones,
y rompe las fronteras.

Hoy, Señor, como casi todos los días,
es día de entrada,
de acogida
y compañía.

Florentino Ulibarri


domingo, 20 de mayo de 2018

BANDERA BLANCA. Pentecostés. 20 Mayo



Con la fiesta de pentecostés termina el tiempo pascual, este “día” de fiesta y de gozo profundo, vestido de blanco, que en la Iglesia se prolonga por 50 días. La Cuaresma, tiempo de gracia para nosotros, dura 40 días. Nunca será más la necesaria ascesis que la deseada mística; nunca se prolongará más el ayuno y la conversión que el banquete, la fiesta y la gracia. Al menos, en cristiano, no. ¡Tenemos bandera blanca!, ¡vivamos ondeando la bandera blanca de su Espíritu, de la comunión, del perdón, de la vida renovada, del ser humano transformado!
No sería poco fruto pascual esto de vivir por dentro con la bandera blanca del Espíritu, con su paz, con su verdad:
  • Bandera blanca en las relaciones que especialmente me cuestan, con aquellos que me hacen daño sabiéndolo o no, con aquellos que no me quieren bien y a los que me cuesta querer.
  • Bandera blanca en todos los proyectos y sueños que me desasosiegan, en todo lo que me quita la paz, lo que veo oscuro y sin salida.
  • Bandera blanca en mi relación con Dios, a veces estancada, a veces seca, a veces mal perdida, a veces mal ganada.
  • Bandera blanca con mi pasado, con mis sombras y mis luces, con lo que me equivoqué y en lo que se equivocaron conmigo, con mis cicatrices y mis heridas que testimonian día tras días que soy humano, que he vivido.
Bandera blanca de pascua y de alegría. La buena, la que perdona, la que empuja, la que te da ganas de ser mejor persona y colaborar en un mundo mejor.

acompasando.org


sábado, 19 de mayo de 2018

El Espíritu nos une y nos sostiene



Jn 20,19-23
Podemos como Iglesia tener la radical confianza de que el Espíritu de Jesús que se nos da nuevamente en Pentecostés nos une y nos sostiene. Él reparte sus dones y nos hace ser Iglesia en salida, Iglesia misionera, Iglesia que se desvive por los demás.
Pero esta Iglesia, esta comunidad, se siente unida gracias a la acción del Espíritu. Nosotros metemos la pata con frecuencia y fallamos en la unidad. El Espíritu nos hace reconocer los dones repartidos, agradecerlos y ponerlos al servicio de todos, especialmente de los pobres.
¡Ven, Espíritu, en este momento a tu Iglesia! ¡Repártenos tus dones! ¡Haznos misioneros de tu Amor!
Dibu: Patxi Velasco Fano
Texto: Fernando Cordero ss.cc.

http://blogs.21rs.es


viernes, 18 de mayo de 2018

Día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar 2018


Con el lema “Discípulos misioneros de Cristo, Iglesia en el mundo” se celebra el 20 de mayo, solemnidad de Pentecostés, el Día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar. La Comisión Episcopal de Apostolado Seglar recuerda que “el laicado juega un papel fundamental para esta nueva etapa de la evangelización”, como señalan en su escrito los obispos de esta Comisión.
En referencia al lema de este año, los obispos precisan que “ser discípulos misioneros de Cristo consiste en estar atentos a las necesidades de nuestros hermanos, especialmente de los pobres y los excluidos y convertirnos para ellos en oasis de misericordia, luchando por un mundo más justo y solidario”. También significa, continúan, “encarnar la vocación al Amor a la que estamos llamados, especialmente en lo cotidiano (familia, trabajo, ocio, etc.), sabiendo acoger y aprender de todos”.
En nuestra diócesis de Asidonia-Jerez la celebración convocada por la Delegación Diocesana de Apostolado Seglar será la víspera de Pentecostés, el sábado 19 de mayo a las 21:00 horas en la Santa Iglesia Catedral del Salvador. 


domingo, 13 de mayo de 2018

PONERSE DE PUNTA EN BLANCO


La Pascua es un tiempo especial, tiempo de fiesta y para las fiestas una se pone de punta en blanco, elegante al máximo. Hoy es una de esas fiestas que reclama ponerse de punta en blanco, pues como dice el refrán: “tres jueves hay en el año que relucen más que el sol Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión”… aunque al menos en nuestro país, ya no se celebre en jueves.
Volvamos al dicho inicial: ¿sabéis que la frase original era “ir armado de punta en blanco” y que tenía que ver más que con la elegancia en el vestir, con la disposición a la lucha y a la batalla? Eso cuadra muy bien con el Evangelio y la fiesta de hoy: Jesús se va corporalmente de la tierra en que se encarnó y deja a sus seguidores y seguidoras con la tarea de predicar su evangelio, de echar demonios (todo aquello que separa, divide, incita al mal… ¿te suena?), hablar nuevas lenguas que unan y no que dividan, imponer manos para sanar, cuidar, levantar, empujar… ¿No os parece que esto requiere ir de punta en blanco?
Y como dice uno de los himnos litúrgicos del día: “No, yo no dejo la tierra, no, yo no olvido a los hombres. Aquí yo he dejado la guerra, arriba están vuestros nombres”.
Confiados en su amor y en su fuerza, aquí continuamos la tarea de ser otros Cristos para el mundo. A veces, toda una batalla, para la que sí merece la pena ponerse de punta en blanco.

acompasando.org


sábado, 12 de mayo de 2018

Compartiendo el Evangelio



Mc 16,15-20
El Señor se va y se queda. No, no es el juego del escondite. Es una manera de decirnos que es “nuestro tiempo”: el tiempo de actuar, de comprometernos, de vivir lo que significa la alegría de la Resurrección… Y anunciarlo incansablemente. Él se queda en su Iglesia peregrina, que anuncia compartiendo el gran don de su Señor.
El Señor se va, pero permanece en nuestro corazón, para transformar nuestra mente y activar nuestras manos en la entrega diaria hasta el final.
El Señor se va, pero lo tenemos tan cerca que en cualquier bombeo del corazón lo podemos sentir latir, especialmente en los pequeños, los que no cuentan, los pobres…
El Señor se va, pero nosotros nos quedamos con Él. No hay forma que abandone el cuerpo el que es su cabeza, su motor, su Vida.
El Señor se va, pero aquí está la Iglesia servidora de los pobres para hacerlo presente.
El Señor se va. Es nuestro turno. No lo olvidemos.
Mi gratitud a nuestro querido Fano por hacernos sentir a todos los que trabajamos en los Medios de Comunicación que estamos unidos en este proyecto de anuncio del Evangelio. ¡Gracias!
Dibu: Patxi Velasco Fano
Texto: Fernando Cordero ss.cc.

http://blogs.21rs.es/kamiano/


Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2018



En la solemnidad de la Ascensión del Señor, este año el domingo 13 de mayo, se celebra la LII Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales. El papa Francisco ha elegido para esta ocasión el lema, “«La verdad os hará libres» (Jn 8, 32). Fake news y periodismo de paz”. Y en su mensaje quiere ofrecer “una aportación al esfuerzo común para prevenir la difusión de las noticias falsas, y para redescubrir el valor de la profesión periodística y la responsabilidad personal de cada uno en la comunicación de la verdad”. 


http://www.conferenciaepiscopal.es